Préstame Madre tus ojos, para con ellos mirar, si con ellos miro, nunca volveré a pecar-Catholic.net
gadgets para blogger

Arriba Vainillitas!

Photobucket
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 31 de marzo de 2014

Semana Santa: Juego de la oca


- Los periodos están referidos en los carteles indicadores. El más amplio son las últimas 14 casillas correspondientes a las estaciones del VIACRUCIS (30-43). 

- Se corre de periodo en periodo (6, 12, 17, 22 25 29) sin repetir tirada. 

- Casilla 14 30 monedas de plata para entregar a Jesús " Si te dejas comprar, párate un turno a pensar"

- Cruz con rosas: intercambio de casillas (de la 16 a la 31 o viceversa) " Si de la cruz te enamoras cortas se te harán las horas"

- Las casillas de descanso son las tres caídas del Señor: 32 (primera, un turno sin tirar), 36 (segunda, dos turnos sin tirar), 38 (tercera, tres turnos sin tirar). " Para el aliento recuperar, un poco tendrás que esperar"

- Jesús crucificado (casilla 41, Cristo de Velázquez) " Si al crucificado miras, desde la casilla de salida tiras " (volver a la casilla de Salida)
      


sábado, 29 de marzo de 2014

Oración para descubrir al otro


Señor: enséñame a ver detrás de cada palabra, de cada hermano, alguien  que se esconde, que posee la misma profundidad o mayor que la mía, con sus sufrimientos y sus alegrías, alguien que tiene vergüenza, a veces, de mostrarse tal cual es: que no le gusta mostrarse ante los demás  por timidez o porque...quizá lo que mostró una vez fue lo mismo que nada.

Señor: hazme descubrir detrás de cada rostro en el fondo de cada mirada, un hermano, semejante a Ti y, al mismo tiempo, completamente distinto de todos los otros.

Quiero, Señor, tratar a cada uno a su manera, como Tú lo hiciste con la Samaritana, con Nicodemo, con Pedro... como lo haces conmigo.

Quiero empezar hoy mismo a comprender a cada uno en su mundo, con sus ideales, con sus virtudes y debilidades, también, ¿por qué no?... ¡con sus “manías”!

Ilumíname también para comprender a los que me dirigen, a los que tienen autoridad sobre mí.
Que comprenda aquellos a quienes estoy sujeto, de quienes, en cierta medida, dependo.

Ayúdame, Señor, a ver a todos como Tú los ves, a valorarlos no sólo por su inteligencia, su fortuna o sus talentos, sino por la capacidad de amor y entrega que hay en ellos.

¡Que en el “otro” te vea a Ti, Señor!

Señor, que te vea detrás de cada rostro.


Dibujo: Sal de tu cielo 
Texto: http://reflejosdeluz11.blogspot.com/

miércoles, 26 de marzo de 2014

Me dispongo a perdonar


Me gusta la sensación de libertad que siento cuando me quito la pesada capa de críticas, miedo, culpa, resentimiento y vergüenza. 

Entonces puedo perdonarme a mi y perdonar a los demás.
Eso nos deja libres a todos. 

Renuncio a darle vueltas y más vueltas a los viejos problemas.

Me niego a seguir viviendo en el pasado.

Me perdono por haber llevado esa carga durante tanto tiempo, por no haber sabido amarme a mí ni amar a los demás.

Cada persona es responsable de su comportamiento, y lo que da, la vida se lo devuelve.

Así pues, no necesito castigar a nadie.

Continúo con mi trabajo de limpiar las partes negativas de mi alma y dar entrada al amor.

Entonces me curo.

Así que es lo mejor que podemos hacer, despojarnos de todo peso de toda culpa y así pidiendo perdón a Dios primeramente, luego a quien ofendimos y por ultimo perdonémonos nosotros mismos, así la vida es de mucho gozo y armonía, solo depende de nosotros, hagámoslo y nos sentiremos mejor en todo sentido.
 
Proverbios: 17:17

"En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia"

Dibujo:Fano

martes, 25 de marzo de 2014

Si fuéramos... la Cuaresma sería


Si fuéramos automóviles, la Cuaresma sería el tiempo de cambiar el aceite y afinar el motor.

Si fuéramos jardines, la Cuaresma sería tiempo de fertilizar nuestra tierra y arrancar las malas yerbas.

Si fuéramos alfombras, la Cuaresma sería tiempo de darles una buena limpieza con el aspirador o una buena sacudida.

Si fuéramos baterías (pilas), la Cuaresma sería tiempo de recargarlas.

 Pero no somos ninguna de estas cuatro cosas:

Somos personas que, quizá, muchas veces hemos hecho cosas malas y necesitamos arrepentirnos de ellas. De aquí la necesidad de hacer una buena confesión.

Somos personas que muchas veces nos dejamos llevar por nuestro egoísmo y que, por lo tanto, necesitamos empezar a pensar en los demás. De aquí la necesidad de la limosna.

Somos personas que muchas veces perdemos de vista el fin para el que fuimos creados por Dios.
Necesitamos, pues, recobrar la vista. De aquí la necesidad de la oración.

viernes, 21 de marzo de 2014

Día internacional Síndrome de Down



Nuestra Princesita 

Oración de un niño Síndrome de Down



“Señor, hoy he nacido. He partido de tu vida
para vivir con los míos hasta el día que tú decidas.

Señor, hoy he nacido, y en los brazos de mi madre
se confunden las angustias con dos llantos semejantes.

Señor, porque tú lo sabes, ¿porque he nacido distinto?:
distintos son mis ojitos, mis manecitas
más gordas y mis labios y mi cara son diferentes,

¿Por eso llora mi madre? ¿Por ello me miran todos? como queriendo decir:
“Con que pena que has nacido”.

Señor, tú que lo sabes, tú que guías a la mente, diles con tu voz divina que yo también vivo y siento.
Que soy como aquellos arboles más débiles y pequeñitos, que soy entre las montañas solamente aquel cerrito.

Diles que juego y que bailo, diles que lloro y que rio, diles que aprendo también y que correré con ellos.

Diles, Señor de los cielos, que yo también soy el hijo, que adoro a mis hermanitos cuando se ríen conmigo.
Y al hombre que desde lejos mira mi andar tropecino, dile también que me quiera porque yo también soy hijo.

Señor, tú que comprendes cuanta alegría yo siento cuando feliz en mi casa con mis queridos juego,
tú que conoces por dentro cuanto sueño, cuanto pienso,

tú que has dado tu vida con idénticos desvelos con que han llegado otros niños, diles a todos mis anhelos.
Diles que canto y que quiero, diles que juego y que rio, y diles siempre Dios mío que como ellos yo siento”.
 
 
Cada niño Con Síndrome de Down es un ángel del cielo que vive un tiempo entre los hombres para llenarnos de amor y paz.

http://www.aleteia.org/es/estilo-de-vida/contenido-agregado/oracion-de-un-nino-sindrome-de-down-5311694670659584

LA FUERZA DE UN RECUERDO

Tengo muchos recuerdos de mi padre y de cómo crecí a su lado en nuestro  departamento junto a las vías del tren elevado. Durante veinte años oímos el rugido del convoy cuando pasaba por la ventana de su dormitorio.

De noche, tarde, papá esperaba solo en las vías el tren que lo llevaba a su empleo en la fábrica, donde trabajaba en el turno de medianoche.


Esa noche en particular, esperé con él en la oscuridad para despedirlo. 

Su rostro estaba triste. Su hijo menor, es decir yo, había sido  reclutado. Le tomarían juramento a la mañana siguiente a las seis, mientras él estaba en su máquina de cortar papel en la fábrica.



Mi padre había hablado de su rabia. No quería que "ellos" se llevaran a su hijo de sólo diecinueve años, que nunca había bebido o fumado un cigarrillo, a pelear en una guerra en Europa. Puso sus manos en mis delgados hombros.


-Ten cuidado, Srulic, y si alguna vez necesitas algo, escríbeme y me ocuparé de que lo consigas.

De pronto oímos el rugido del tren que se aproximaba. Me abrazó con  fuerza y me besó suavemente en la mejilla. Con los ojos llenos de lágrimas murmuró:

-Te quiero, hijo mío.

Entonces llegó el tren, las puertas lo encerraron dentro y desapareció en la noche.

Un mes más tarde, a los cuarenta y seis años, mi padre murió. Tengo setenta y seis en el momento de sentarme a escribir esto. Una vez oí a Pete Hamill, el periodista de Nueva York, decir que los recuerdos son la mayor herencia de un hombre, y tengo que coincidir con él. Sobreviví a cuatro invasiones en la Segunda Guerra Mundial. He tenido una vida llena de todo tipo de experiencias. Pero el único recuerdo que permanece es el de aquella noche en que mi papá me dijo: "Te quiero, hijo mío".

Autor: Ted Kruger
encuentra.com

miércoles, 19 de marzo de 2014

Nos hablas, José




Con tu silencio como respuesta
y con tus pisadas, suaves y humildes,
nos muestras el camino de la fe.
Con tu silencio, obediente y puro,
hablas, más que con palabras,
con tus propias obras.

¡Sí; José!
Acercarse a tu pecho es sentir el rumor de Dios,
saber que, en la soledad y en la prueba,
es donde se demuestra la grandeza que presumimos,
la verdad o la mentira de lo que somos.
Nadie como Tú, José, habló tanto en imperceptibles palabras:
Tu vida fue un canto a la obediencia.
Tu caminar se convirtió en letra impresa.
Tu sendero marcó un antes y un después
para los que, como Tú, queremos seguir dejando huella.


¡Nos hablas, José!
Desde la bondad frente a tanto odio.
Desde la fe ante las dudas que nos rodean.
Desde el silencio cuando el ruido nos atenaza.
Desde la responsabilidad cuando caemos
bajo el peso de nuestras fragilidades.

¡Nos hablas, José!
En sueños que, mirando al cielo,
se convierten en destellos divinos.
En sueños que, mirando a la tierra,
nos empujan a ser decididamente rectos.
En sueños que, en las noches oscuras,
disipan preocupaciones y horas amargas.


¡Nos hablas, José!
Sin elocuencia pero con la verdad de tu vida.
Sin ruido pero con la decisión de tu cayado.
Sin, subidas o bajadas de ángeles,
pero con los pies en la tierra.
Sin riqueza en tu hogar ni monedas en tu túnica,
pero con el tesoro inmenso de tu fe sin límites.
¡Sí! ¡Así nos hablas, José!
Toda tu vida es páginas por escribir,
de alguien que ya habló con su propia existencia.
Amén.

P. Javier Leoz



 

VOCABULARIO DE SAN JOSÉ PARA ENSEÑAR AL NIÑO JESÚS



En el País de la fantasía, donde la ciencia no comprende nada y donde los niños son felices, acaban de encontrar un viejo manuscrito. Los entendidos que lo han analizado consideran que es auténtico, así que lo comunicamos a la prensa para conocimiento del mundo. Para leerlo, dicen, hay que hacerse como niños. Los que se creen grandes quizá comprenderán poco. Esperamos que al menos puedan sentir, allá muy dentro, la necesidad de hacerse hoy un poco como niños.
El manuscrito, según parece, fue un vocabulario que preparó San José para dar clases al Niño Jesús y se reproduce a continuación:



Alegría: lo que sentimos María y yo cuando te vemos.


Amigo: Es el que no piensa en sí, sino en el otro. Es el que da la vida por el que ama.   Entonces, Jesús, amigos de verdad hay pocos. O, mejor, hay uno: tú en la cruz...
Amor: eso que tú eres y que quieres que seamos todos los hombres y mujeres del planeta.
Banquete: una fiesta por algo grande. En los cielos hay banquete siempre que un pecador se convierte. ¿Cómo consigues que haya vino para tanta fiesta?
Cizaña: lo que siembra un enemigo para estropear la cosecha. Dicen que hay mucha cizaña por ahí, pero yo sólo veo trigo cuando miro tus ojos frescos, dulces, serenos, limpios.
Cordero: un animal bueno, manso, siempre listo para el sacrificio. Algunos dicen que un poco tonto, pero no puede ser tonto: los tontos son seres inteligentes empobrecidos y egoístas, y el cordero es generoso por esencia.
Cosecha: Ese momento en el cual los hombres recogemos lo que tu Padre nos dio. Se puede convertir en un momento de alegría y solidaridad o de egoísmo y rencillas.

Cruz: no quiero explicártelo. Lloro cada vez que me entero que han crucificado a un bandido.


Divorcio: una mala costumbre que permite destruir el proyecto de Dios respecto del amor humano.
Egoísmo: un amor equivocado que no lleva a nada. Creo que no entenderás nunca lo que es pues tú eres lo contrario.
Estrella: para los científicos, algo que tal vez ya no existe. Para ti y para mí, un guiño de tu Padre que saluda a los hombres y mujeres del planeta.
Lirio: una flor que se viste mejor que Salomón. Una sonrisa al cielo, un momento de paz y de ternura, una señal de tu Padre que se cuida de todo. Dile de mi parte que también crezcan árboles para no perder el trabajo de carpintero... 
Lluvia: lo que manda tu Padre sobre buenos y malos y llena de goteras nuestra casa.

María: el nombre más hermoso después del tuyo. Con ella vivo y trabajo, sueño y sufro. Me ha revelado un poco de tu misterio, y me ha dicho que tú eres único.


Matrimonio: una vocación maravillosa desde la creación del mundo que hace que hombre y mujer sean una sola carne y que ayuden a tu Padre al nacimiento de nuevos hijos.


Misericordia: no sabía lo que era hasta que tú naciste. Es compasión, es cercanía, lavar al herido, limpiar al pecador, acoger al fugitivo, perdonar al traidor. Es algo que se inicia en la tierra con tu venida y que nos puede hacer felices para siempre.
Moneda: lo que tendrás que usar para pagar impuestos. Sirve mucho si se emplea para atesorar en el cielo a base de limosnas. No sirve nada si en nuestro corazón reina el egoísmo y la avaricia, y la guardamos en un banco para aumentar los intereses y disminuir la alegría del dar.
Muerte: ese misterio que termina con nuestras vidas. Ese dolor que separa a la madre de uno de sus hijos. Esa pena que hará llorar a Marta y María. Esa experiencia por la que pasarás tú un día. Pero... ¿puede morir el amor? Un día resucitarás, y nosotros contigo. La muerte, entonces, será vencida.

Mujer: es algo maravilloso, como tu Madre. Es esa joya de la creación que sirve como santuario de la vida y como calor del hogar. Es esperanza, belleza y ternura. Es... Jesús, me callo: siempre me quedo corto cuando pienso en tu Madre.


Nazareth: es el pueblo donde fuiste concebido. Ahora es tu casa, pero me parece que se ha quedado pequeño. Tu casa es el mundo, tu cetro es la tierra, tu corona son las estrellas, y tu cama... un poco de paja. Aún no entiendo cómo lo más grande se puede contentar con un poco de pan de pobres.

Niños: los que pueden entrar en el Reino de los cielos. Los que acogen tu venida. Los que no se complican. Los que confían en sus padres como tú en el Padre.


Nube: una señal de esa lluvia bendita con la que tu Padre prepara los campos para la siembra.
Oveja: vale mucho tanto si está en el rebaño como si escapa por ahí. Sé que irás a buscar la perdida, Jesús, pero no te olvides de cuidar también a las 99 que se quedan en el redil (no sé si me harás caso, pues veo que amas mucho a tu Padre).
Pájaro: un animal que vuela y que siempre tiene algo para comer. No trabaja como tu Madre y yo para que en casa esté siempre todo listo. ¿Por qué tu Padre quiere tanto a los pájaros? Quizá para enseñarnos a volar, a pensar en el cielo, en medio de las mil aventuras de la vida que tienen siempre nuestros ojos en el suelo. 

Pan: lo que comes todos los días y lo que convertirás en tu Cuerpo antes de la Pascua y a lo largo de los siglos.


Pecado: eso que nos hace tanto daño a los hombres pero que Dios puede borrar desde que tú viniste al mundo.
Pobreza: para algunos, una maldición, un fracaso. Para tu Madre y para mí, no puede haber pobreza desde que tú estás en casa...
Templo: era el lugar donde nos encontrábamos con Dios. Ahora tú te has convertido en algo mucho más importante que el Templo...
Tentación: esa prueba por la que pasamos todos los hombres y que nos invita a construir la vida sin Dios.

Trabajo: lo que hago yo y lo que tú harás cuando puedas coger la sierra y el martillo. Lo que trae el pan para la casa y la dignidad para la familia. Lo que se convierte en nuestra colaboración a la generosidad infinita de tu Padre que da comida a los gorriones y azadas a los hombres.


Vida: lo que corre por tus venas, lo que trabaja en tus células, lo que impulsa tu corazón y lo que te permite amar de modo humano. Vida es un suspiro de tu Padre, una poesía de tu Madre, tu llanto en la noche de Navidad y tu victoria (que es victoria nuestra) al salir del sepulcro un domingo de Pascua.


Viento: eso que sopla y no sabemos si viene del Este o del Oeste. Para ti, ya lo sé, es como el Espíritu, que nos lleva a ser buenos y a vivir tu Evangelio.

Vino: lo que bebemos los días de fiesta y lo que convertirás en tu Sangre.


http://webcatolicodejavier.org/VocabularioSanJose.html

viernes, 14 de marzo de 2014

UNA ROCA EN EL CAMINO



No conocemos la oportunidad hasta que ésta pasa por nuestro lado y la dejamos ir… 

Hace mucho tiempo, en un país lejano, un rey muy sabio colocó una gran roca obstaculizando un camino. 

A continuación se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda roca. 

Algunos de los comerciantes más adinerados del país y cortesanos que atravesaban diariamente ese sendero, simplemente dieron una vuelta alrededor de la roca al tiempo que muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo nada para retirar la piedra grande del camino. 

Pero fue entonces cuando un pobre campesino que llevaba una gran carga pasó por allí. Al aproximarse a la roca, el campesino depositó su mercancía en el suelo y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró. 

Mientras recogía su carga de vegetales, se percató de la presencia de una bolsa justo donde había estado la roca. La misma contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino. 

El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron. 

Cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar la condición de uno.
 
http://webcatolicodejavier.org/rocaenelcamino.html

miércoles, 12 de marzo de 2014

DANIELITO EXPLICA A DIOS

En un pueblito de Estados Unidos, la maestra del tercer curso puso de tarea a los niñitos escribir una composición explicando a Dios.
Aquí va lo que escribió Danielito:
    
“La principal ocupación de Dios es hacer gente que ocupe el lugar de los que se mueren, para que así siempre haya quien cuide el mundo.
    
A la gente la hace pequeñita porque son más fáciles de hacer, y no pierde tiempo en enseñarles a caminar y a hablar, ya que deja eso a las mamás y a los papás.
    
En segundo lugar, Dios se ocupa de escuchar nuestras oraciones, en lo que se le va un montón de su tiempo, ya que la gente reza a toda hora y no solamente al acostarse y levantarse. A Dios no le queda tiempo ni para ver televisión ni para la internet.
    
Dios lo ve todo y lo escucha todo y está en todos lados, por eso está siempre tan ocupado. No debemos ocupar su tiempo pidiéndole cosas que papá y mamá dicen que no podemos tener.
    
Los que no creen en Dios se llaman ateos. En mi pueblo no hay muchos pues nunca me he encontrado con ninguno en la iglesia. 
    
El hijo de Dios se llama Jesús. Está encargado del trabajo más pesado y difícil como caminar sobre el agua, dar de comer a montones de gente y hacer los milagros.  Se le va muchísimo tiempo curando enfermos y complaciendo las muchísimas cosas que le piden. La gente se cansó de todo lo que predicaba y finalmente lo crucificaron.     Y él le dijo a su Padre que perdonara esa gente porque no sabían lo que hacían y Dios dijo OK.
    
Ahora ayuda a su Papá escuchando nuestras oraciones y resolviendo cosas para quitarle trabajo de arriba
    
Lo bueno es que se puede rezar a cualquier hora y ten por seguro que te ayudarán, ya que entre ellos tres, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, que también es Dios, lo organizaron todo de manera que siempre por lo menos uno está de guardia.
    
Debemos ir a la iglesia los domingos porque eso hace feliz a Dios, y si hay alguien a quien debemos complacer es a Dios.  No faltes a la iglesia sólo porque piensas que hay cosas más divertidas como ir a la playa.  Eso está mal, eso no está bien.  Además, siempre se puede ir a la playa después de misa.
    
Si no crees en Dios, aparte de ser un ateo vas a estar muy solo, porque tu papi y tu mami no pueden estar contigo todo el tiempo pero Dios si puede, aún cuando te vas de campamento en el verano. Dios está junto a ti en esos lugares oscuros que asustan o cuando los niños grandes te molestan y te tiran al  agua y no sabes nadar.
    
Pero no solamente debemos pensar en las cosas que Dios puede hacer por nosotros.  Me imagino que Dios me puso aquí y me puede llevar con Él cuando quiera.
    
Por todo eso creo en Dios.”
    
Hasta ahí la narración de Danielito. 
    
Y ahora, así como quien no quiere las cosas, ¿qué te parece a ti, querido lector, si te dejo de tarea escribir tu propia composición explicando a Dios?

Envió: Johnny Pacheco




lunes, 10 de marzo de 2014

MENÚ CUARESMAL Recetas al alcance de todas y todos.


1. TENER A MANO:

Abrelatas, para abrir corazón endurecido.
Cuchillo, para cortar vicios.
Destapador, para destapar lo atorado en las relaciones familiares.
Colador, para pasar por alto las ofensas y purificar intenciones.
Mandil, para el servicio.

2. ABSTENERSE:


Abstenerse de comer prójimo (chismes, murmuraciones y calumnias).
Quitarle al condimento los desquites.
Evitar consumir altas grasas de egoísmo.
No tomar vinagre, que pone de mal humor.
Lavar bien el corazón para que no se infecte de la cólera.
Evitar el consumo excesivo de picantes, para no "picarse" y decir maldiciones.
Evitar el camarón, porque adormece la conciencia, y "camarón que se duerme, se lo lleva la corriente".
No tomar postres helados que congelen el afecto.
Evitar comer pan de muertos -de envidia.

3. MENÚ RECOMENDADO:

Como plato fuerte: exquisita caridad para con el prójimo.
Caldo de atención a los desamparados y enfermos.
Ensalada de detalles de afecto para los suyos.
Pan abundante para compartir con el hambriento.
Vino de alegría para convidar a los tristes y desanimados.
Sopa de letras para escribir más seguido a familiares y amigos.
Sopa de zanahoria para ver con buenos ojos a los demás.
Pan bendito para los afligidos, ya que "las penas con pan son menos".

DE POSTRE, SE RECOMIENDA:

Perita en dulce, para ser buena persona.
Yogurt de guayaba... para repetir gestos de perdón.
Naranja dulce y limón partido "dame un abrazo que yo te pido"(abrazar a los seres queridos, y darles muestras de aprecio verdadero, no de chocolate).
Y no olvides:
"DONDE COME UNO, COMEN DOS" Y "ÉCHALE SIEMPRE MÁS AGUA A LA SOPITA".
Comparte tu vida con OTRAS PERSONAS. Finalmente, el Chef celestial recomienda sobre todo el alimento espiritual:
"EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE, TIENE VIDA ETERNA"


http://webcatolicodejavier.org/menucuaresmal.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...